miércoles, 18 de agosto de 2010

Sony Kapoor


Sony Kapoor es director ejecutivo de “Re-Define” (Rethinking Development, Finance & Environment, www.re-define.org), y este fin de semana contaba en el periódico “El País” interesantes afirmaciones sobre el origen de la actual crisis.
Ya se ha hablado, escrito y debatido bastante sobre ello, aunque no sé si lo suficiente como para poner soluciones sobre la mesa…

Para Sony Kapoor “el sistema de remuneración está en el origen de la crisis”. “Los bonus que obtienen los ejecutivos bancarios y el personal de la industria financiera dependen directamente de los beneficios que generan. De este modo, para aumentar sus bonus tienen que generar más beneficios, lo que implica tomar riesgos cada vez más y más altos. Estas acciones son las que nos han conducido a la crisis en la que estamos ahora. El problema es que existe una asimetría. Cuando las cosas van bien, los beneficios se los embolsan estos directivos, que se lo gastan en ferraris, yates y apartamentos de lujo. Pero si las cosas van mal, no tienen que pagar ningún precio por sus decisiones arriesgadas. Por eso pueden tomar grandes riesgos sin ninguna responsabilidad.”

La opción más eficiente para reformar el sistema financiero, según Kapoor, es cambiar los incentivos de las personas que toman las decisiones de excesivos riesgos.
Claro que en estos momentos podríamos estar pensando que si no se estimula con grandes sumas de dinero a estos ejecutivos financieros, probablemente nadie desearía estar en su puesto, ¿no? Y probablemente dejarían de ser “ejecutivos” para dedicarse a otros menesteres… Es solamente un pensamiento colateral.

Otra interesante afirmación de Sony Kapoor es en relación al papel que juegan los impuestos en la mejora del sistema financiero. “Se olvida que la aportación de los contribuyentes durante los tiempos normales es mucho mayor, porque el sistema financiero favorece de muchas maneras la evasión fiscal. En primer lugar, cuando los bancos pagan elevados bonus a sus máximos ejecutivos, tratan de hacerlo a través de estructuras o paraísos fiscales para minimizar su carga fiscal. En segundo lugar, los bancos tienen divisiones especializadas en constituir estructuras especiales en paraísos fiscales, animando y facilitando a sus clientes ricos y empresas grandes a no pagar impuestos. Cuando el sistema se hunde por una crisis, entonces son de nuevo los pequeños contribuyentes los que pagan los impuestos, porque no tienen otra opción. Los pequeños contribuyentes pagan siempre, pagan por los impuestos que no pagaron los ejecutivos en los tiempos del boom y pagan para rescatar a los bancos.”

Y puedo añadir como “pequeña contribuyente” que las opiniones de Sony Kapoor son completamente fundamentadas y nada lejos de la realidad. Este año al realizar la declaración de la RENTA, los propios funcionarios que me atendieron muy amablemente se sorprendían de la cantidad que yo tenía que pagar a Hacienda, teniendo en cuenta claro mi “enorme peculio”…

No hay comentarios: