domingo, 12 de diciembre de 2010

WikiLeaks

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se encuentra en estos momentos en prisión preventiva en el Reino Unido hasta el 14 de diciembre.

250.000 documentos, “cables”, la mayor filtración de información “altamente sensible” de la historia. ¿A quién perjudica todo esto?
¿Por qué información que de alguna manera no nos sorprende, lleva a este hombre a la cárcel? ¿Julian Assange es un héroe?

¿El fenómeno WikiLeaks se veía venir? En una sociedad cada vez más participativa, por lo menos, en la Red, en Internet, y gracias a la revolución de las nuevas tecnologías de la información, el ciudadano se puede convertir en verdadero activista de la libertad de información. Y aquí tenemos a Julian Assange, quien promueve la transparencia gubernamental.
Es importante destacar que este tipo de acciones no serían posibles sin la Red, sin esta revolución tecnológica que permite esta transparencia.

Y ahora que gracias a WikiLeaks podemos leer y analizar cuidadosamente estos documentos, ¿no deberíamos apoyarle? ¿La fuga de documentos le beneficia a él, a WikiLeaks, o a todos?

Como ya ha venido comentándose en diferentes medios de comunicación, es de vital importancia reaccionar y lidiar adecuadamente con esta información filtrada. El propio Assange cuando contactó con el periódico “El País” pidió expresamente un tratamiento riguroso de esta información. Y a mi modo de ver, este hecho le proporciona una mayor credibilidad si cabe al fundador de WikiLeaks.
Julian Assange constituye una figura importante en la historia, y esto no tiene freno.

Lo más curioso es que el líder de la organización WikiLeaks se encuentra encarcelado no por estas filtraciones, sino por “presuntos delitos sexuales” en Suecia. Sobre esto último existen grandes dudas o cuando menos, faltan pruebas consistentes, y al parecer maniobras políticas podrían estar en la sombra de tales acusaciones.

Por otro lado, nos encontramos con otros debates paralelos y no menos interesantes: la doctrina de la transparencia y la defensa de las libertades en Internet. ¿Existen límites a la transparencia de la información?

Y por último, mencionar el engrandecimiento de la profesión del periodista gracias a este suceso de gran poder mediático. ¿Por qué? Para poder devorar, tratar y analizar concienzudamente estos documentos tenemos que apoyarnos en historiadores, sociólogos, políticos, periodistas... preparados.

Actualmente se puede acceder a la página web de WikiLeaks en el siguiente enlace: http://213.251.145.96/

No hay comentarios: