domingo, 13 de noviembre de 2011

Facebookcentrismo

Hace varios meses tuvo lugar el primer “Congreso Web” en Zaragoza (http://congresoweb.es); muy interesante y recomendable, por cierto, durante el cual se mencionaron términos como “facebookcéntrico”.

Ciertamente, Facebook se ha convertido en el centro de “casi todo” y, muy pronto, o en un futuro próximo podría convertirse en el centro de “todo”. El lado positivo de las redes sociales es hoy en día indiscutible, pero que “todo” gire alrededor de Facebook; negocios, amigos, intimidades, trabajo…, supone pasar unas cuantas horas al día “embelesado” a la Red via iPhone, iPad, smartphone, netbook, portátil, etc. Y esto último no tiene ninguna ventaja. Primero, para la salud psíquica y física del “enganchado” y, segundo, porque creer que con estar varias horas diarias en Facebook ya está todo hecho (vender tu marca o productos/servicios a través de tu página web dentro de Facebook, cotillear las fotos o comentarios de tus 1101 amigos…) es un grave error.

Soy una aficionada a las nuevas tecnologías y tengo que decir que me apasionan, pero como todo en la vida, es importante ser consciente de por qué y para qué las utilizo.

Hay que servirse de esta herramienta como lo hemos hecho con otros avances tecnológicos u otros instrumentos en Internet, sin invertir el proceso. En la actualidad, la dinámica está alterada. Podemos ver como Facebook se nutre de los individuos “seducidos” horas y horas al virtuosismo de las redes sociales, sin que todo ello despierte una alarma en nuestro aletargado sentido común.

No hay comentarios: