sábado, 28 de abril de 2012

Fernando Pessoa


Hace varias semanas recibí uno de mis regalos favoritos: un libro. “Antología Poética” de Fernando Pessoa. Es el mayor exponente de la poesía portuguesa contemporánea, y su descubrimiento en un reciente viaje a Lisboa me causó una emoción intensa. Cada uno de sus poemas puede embriagar y embelesar a cualquiera…

Os dejo con una pequeña muestra:

“A veces, y el sueño es triste,
en mis deseos existe
lejanamente un país
donde ser feliz consiste
solamente en ser feliz.

Se vive como se nace,
sin querer y sin saber.
En esa ilusión de ser,
el tiempo muere y renace
sin que se sienta correr.

El sentir y el desear
no existen en esa tierra.
Y no es el amor amar
en el país donde yerra
mi lejano divagar.

Ni se sueña ni se vive:
es una infancia sin fin.
Y parece que revive
ese imposible jardín
que con suavidad recibe.”

1 comentario:

Ángel dijo...

Pessoa es único sí. No deja indiferente en el alma. Portugal tiene mucho de ese romanticismo que se obnubila mirando el horizonte. Por ejemplo, desde el Cabo da Roca.

Hay cierta nostalgia del abismo en los portugueses, y a veces esa infinitud te hace sentir vivo sin el vértigo del dolor. Pessoa sabe de dolor y de abismos. A mí, leyéndolo, me agita los sentidos y me cuesta volver a la realidad. Nos hacen falta poetas. Nos hace falta este escribano de los sentimientos.

Ángel